Karoshi: cuando el trabajo vale más que la vida

Etiquetas

exceso de trabajo en Japón

¿Te imaginas una jornada laboral tan larga que además de perjudicar la salud, pueda terminar con la vida de las personas? – Por más increíble que parezca, eso es lo que ocurre en Japón, donde existe la muerte asociada al exceso de trabajo. A partir de los años 60, las personas se vieron afectadas por una gran carga laboral, que en esos años se traducía en malestares o problemas de salud que en algunos casos ocasionaban la muerte. Estos eventos se clasificaban como “casos particulares”. Sin embargo, estos “casos” aumentaron con el tiempo hasta convertirse en una realidad que preocupa al gobierno y a la sociedad nipona, pues en 2015 la cifra ya superaba las 2.000 muertes anuales.

El gobierno ha tomado medidas al respecto, pero parecen ser ineficaces a la hora de prevenir la muerte por exceso de trabajo. En Japón, el fenómeno ha resultado ser tan frecuente que hasta se le ha asignado una palabra en particular: karoshi.

exceso de trabajo en Japón
El agotamiento en la población japonesa producto de extenuantes horas de trabajo.

Karoshi [過労死], muerte por exceso de trabajo en Japón

Karoshi es una palabra japonesa que en español significa “muerte por exceso de trabajo”. Este término comenzó a utilizarse a partir de 1987, cuando el Ministerio de Salud empezó a recopilar estadísticas de estos casos, que se hicieron más recurrentes con el paso del tiempo.

En la actualidad, se reporta que hay entre 1.000 y 2.000 muertes anuales por exceso de trabajo, aunque cifras extraoficiales del Consejo Nacional en Defensa de las Víctimas de Karoshi registran que cada año mueren cerca de 10.000 personas víctimas de las horas extra.

¿Cuántas horas extra pueden realizar los japoneses?

Los japoneses pueden llegar a realizar entre 80 y 100 horas extra en un solo mes. De hecho, la mayoría de los casos de karoshi certificados tienen registradas 100 horas extra o más. Por eso, se les ha solicitado a las empresas limitar la cantidad de horas extra que pueden hacer sus trabajadores.

Casos certificados de karoshi

En el 2009, Kenji Hamada fue víctima de karoshi a sus 42 años. Él trabajaba en una compañía de seguridad de Tokio y su rutina semanal incluía una jornada de 15 horas laborales. Un día, sus colegas lo encontraron recostado sobre su escritorio. Tras un par de horas, al observar que no se había movido ni un centímetro, se dieron cuenta del horroroso hallazgo: su compañero había fallecido.

exceso de trabajo en Japón

En 2014, una periodista de 31 años falleció tras realizar 159 horas extra al mes.

Miwa Sado trabajaba para la cadena pública de la NHK; sin embargo, no fue hasta 2017 que la cadena reconoció la muerte de la periodista como un caso de karoshi a petición de la familia, quienes manifestaba su preocupación frente a la posibilidad de que un evento como este pudiera volver a ocurrir.

Miwa Sado
Miwa Sado

Al leer sobre estos casos, probablemente te estés preguntando por qué los japoneses permiten y mantienen un ritmo de trabajo tan agotador que podría incluso llegar a causarles la muerte. La razón social y cultural que hay detrás del karoshi está más allá de nuestros paradigmas occidentales. Te hablaremos de lo que ocurre con los familiares de las víctimas.

Compensación económica para los familiares de las víctimas de karoshi

En el caso de que un miembro de la familia muera por exceso de trabajo, tanto la empresa como el gobierno deben entregar una compensación económica significativa. No obstante, los familiares suelen tomar otras acciones frente a esta problemática, puesto que los casos de karoshi ocurren por la falta de regulación existente frente a la exigencia que ejercen las empresas sobre sus trabajadores.

Las razones detrás del excesivo trabajo que realizan los japoneses

Después de la Segunda Guerra Mundial, Japón tuvo que poner lo mejor de sí para poder restaurar el país y así retomar su ritmo de vida habitual.

Históricamente, los japoneses han operado de forma colectiva para mantener el orden y la paz en su sociedad. Por esta razón, al finalizar la guerra, los japoneses pusieron su esfuerzo en que el país pudiese progresar, lo que se tradujo en largas jornadas laborales.

Trabajadores después de la Segunda Guerra Mundial
Fuerza de trabajo de Japón después de la Segunda Guerra Mundial

A partir de los años 80, los trabajadores ya realizaban una gran cantidad de horas extra, lo que resultó en los primeros casos de karoshi. Sin embargo, en ese entonces las cifras no sobrepasaban las 100 muertes, por lo que no se tomaron medidas. La situación cambió a partir del año 2000 cuando las cifras aumentaron de forma significativa.

Pese a estas dramáticas estadísticas, los japoneses parecen no abandonar este estilo de vida. La percepción cultural sobre el trabajo destaca la dedicación como algo positivo, incluso si esto conllevare problemas de salud.

La cultura japonesa y el exceso de trabajo

Los japoneses entonces se vieron en la necesidad de trabajar en exceso para lograr la restauración y progreso del país después de la guerra. La población estaba orgullosa del fruto de sus esfuerzos. Es así como los japoneses en la actualidad se sienten honrados de poder trabajar durante largas jornadas en pos del país, incluso si ello significa no descansar lo suficiente. Además, este aspecto no solo genera orgullo en los trabajadores que desempeñan bien su labor, sino que también produce admiración en la gente que los rodea. Si una persona no es capaz de sostener este ritmo de trabajo, es visto como un fracaso hacia la comunidad.

Este pensamiento es transversal y aplica para todos los trabajadores independiente de su edad, por lo que cualquier persona podría ser víctima de karoshi.

¿Quiénes pueden morir por karoshi?

Normalmente, se podría pensar que las personas de mediana edad con afecciones cardiacas u otras enfermedades como diabetes, son más propensas a sufrir una muerte por exceso de trabajo. Sin embargo, la situación es alarmante puesto que las personas jóvenes y saludables también son víctimas del karoshi. En ambos casos, la falta de sueño y el estrés podrían ser los responsables.

exceso de trabajo en Japón
Trabajadores expuestos a situaciones de máximo estrés y poco descanso.

¿Cuáles son las verdaderas causas de muerte por exceso de trabajo en Japón?

Los expertos han determinado que la falta de sueño y el estrés aumentan la probabilidad de desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer. No obstante, luego de múltiples análisis de las y los trabajadores japoneses, se determinó que la muerte por exceso de trabajo no se producía por estas razones. La verdadera causa podría relacionarse con el permanecer sentado largas horas frente a un escritorio o computador. ¿Qué te parece?

Entonces, ¿estar sentado frente a mi computador podría matarme?

Lo cierto es que los expertos aún no han encontrado la causa exacta que produce la muerte de las personas. Si bien el estar sentado frente al computador es un factor que contribuye a este suceso, la falta de sueño, el estrés y las extensas jornadas con más de 49 horas a la semana son una combinación potente a la hora de desencadenar este fenómeno.

Frente a esta situación, el gobierno ha tomado medidas preventivas y te las contamos a continuación.

Legislación y prevención contra el karoshi

Si bien los casos de karoshi certificados aparecen con mayor frecuencia a partir del año 2000, no fue hasta 2014 que se tomaron medidas preventivas contra la muerte por exceso de trabajo. La primera de ellas fue resultado de la preocupación de familiares de las víctimas de karoshi. Sus inquietudes estaban dirigidas a las empresas, las cuales no presentaban una normativa adecuada respecto a las jornadas laborales. Así, el parlamento aprobó una ley de prevención contra el karoshi.

Largas jornadas laborales en Japón
Los trabajadores suelen pasar más de 50 horas semanales en su trabajo.

Se contrataron asesores laborales para las empresas con el fin de desarrollar una política laboral adecuada. Además, se les exigió limitar la cantidad de horas extra que sus trabajadores podían realizar y se les exigió contar con psicólogos y atención médica necesaria en caso de estrés laboral.

¿Qué ha pasado con las medidas para evitar las muertes por exceso de trabajo en Japón?

Pese a que las cifras son alarmantes y que el gobierno ha manifestado su preocupación al respecto, las leyes son ineficaces. La cuarta parte de las empresas aún mantiene a sus trabajadores realizando más de 80 horas extra. Es más, incluso luego de las exigencias que se han hecho por parte del gobierno, las empresas aún no han reducido sus jornadas laborales ni tampoco han hecho cambios profundos en su normativa interna.

A su vez, los japoneses siguen sin cambiar su percepción y continúan trabajando durante largas jornadas, independiente de que su salud pueda verse perjudicada.

Trabajadores japoneses asistiendo a sus trabajos
Cruces peatonales llenos de japoneses dirigiéndose a sus trabajos.

Para erradicar esta mortalidad normalizada, es necesario no solo un cambio legislativo y empresarial, sino que también un cambio en la visión de la sociedad respecto al trabajo, lo que supone un desafío aún más grande para una sociedad nipona orgullosa de los esfuerzos que los han llevado a ser la poderosa nación que es hoy.

*Algunas romanizaciones fueron simplificadas con el propósito de facilitar la lectura.

Fuentes:

Categorías

¡Síguenos!

Post Recientes

Instagram

¡ESTUDIA CON NOSOTROS!

Fuimos los primeros en adaptarnos a los nuevos tiempos para revolucionar el aprendizaje.